EL COLISEO: Maravillas del mundo

El Coliseo: maravillas del mundo

El anfiteatro de Flavio, también conocido como el Coliseo de Roma es una gran construcción en forma de elipse que mide en su parte exterior alrededor de 190m de largo por 160m de ancho y alcanza una altura de casi 50m.

Detalle de la grandiosidad del ColiseoLa parte de la arena, situada en el centro de la parte interior tiene unos 87m de largo por 55m de ancho. El suelo de esa arena era una cubierta de madera que se cubría con arena. Debajo hay un gran laberinto subterráneo de habitaciones entre las que se incluían alojamiento para los gladiadores, jaulas para los animales, túneles, mazmorras, armería, maquinarías, etc…

Los espectáculos que se llevaban a cabo en el Coliseo eran diferentes, aunque de naturaleza similar. Entre ellos se incluían las conocidas luchas de gladiadores, en las que existían diferentes lances o modalidades; pero también se realizaban en ocasiones ejecuciones públicas en las que el reo condenado a muerte era atado a un poste y se dejaba ahí a merced de las fieras.

Incluso, cuando se representaban batallas navales la zona de la arena se inundaba de agua para las naves. Posteriormente a la representación, se vaciaba mediante un complejo sistema integrado de sumideros y cloacas hasta volver a su estado original.

En la grada interior se podían albergar a más de 50000 espectadores. Dichas gradas estaban divididas en diferentes alturas o gradus. Estos gradus no eran más que diferentes pisos reservados según la clase social a la que se pertenecía.

El coliseo romano como tal, estuvo en uso hasta principios del siglo VI. Sin embargo, ha tenido infinidad de usos después. Entre esos usos se incluye el de cementerio, fortaleza y hasta se utilizaron, como sucede en otros muchos lugares y construcciones antiguas, para construir edificios posteriormente en la misma Roma.

A lo largo de su historia el Coliseo ha sufrido diferentes daños en su conservación. Además de por los ya mencionados saqueos de sillares, también ha sufrido daños por varios terremotos, con algunas reconstrucciones posteriores. Aún así, y a pesar de todos los daños sufridos, es el ejemplo de edificio de arquitectura imperial romana mejor conservado.


El coliseo de Roma.


En palabras del Papa Juan Pablo II, el Coliseo es «trágico y glorioso monumento de la Roma imperial, testigo mudo del poder y del dominio, memorial mudo de vida y de muerte, donde parecen resonar, casi como un eco interminable, gritos de sangre y palabras que imploran concordia y perdón».

¿Te apuntas a conocer este magnífico testigo de la historia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Livingcamino

Teléfono:+34 610 455 568

info@livingcamino.com

Agencia de viajes online

Licencia CICLM-02473-m

Síguenos

Facebook
Instagram

© Copyright 2022 Livingcamino